AYUNTAMIENTO: Diálogo Alcalde-Pregonero y nombramiento Marcero Mayor.

    Tras continuar nuestro recorrido la ronda llega al Ayuntamiento, gran promotor de las Marzas de Torrelavega,  en donde se escenifica el diálogo entre el alcalde y el pregonero y , desde 1996, la Ronda Marcera de Torrelavega concede el título de Marcero Mayor a alguna personalidad en reconocimiento a su aportación a las tradiciones de Cantabria.

        En el año 2.014, fueron reconocidas con el título de Marceras Mayores, por primera vez y por partida doble, el título se otorgo a una mujer, la poetisa Gloria Ruiz y la política local Esther García, tristemente fallecida. La Asociación Ronda Marcera entrego su galardón anual a ambas en reconocimiento a «su apego, defensa y contribución a las tradiciones de nuestra tierra, así como por su aportación personal y valiosa colaboración a las marzas de Torrelavega desde sus inicios».

    En este sentido interpretaron los papeles de las hijas del Tío Roñosuro, que Juan José Crespo, inmortalizó con sus propios nombres, Esther y Gloria, en el entremés burlesco titulado "La Rutona"; primero en la casa de la propia Gloria Ruiz, en la calle Consolación, para después trasladarse a la Plaza del grano.

En el vídeo que dejamos debajo, grabado en 2.014 por José Angel Fernández, gran seguidor de las Marzas y tradiciones de Torrelavega y Cantabria. puede verse el desarrollo de todo el acto, incluyendo también el diálogo del Pregonero con la Alcadesa en ese año, Lidia Ruiz Salmón.



Debajo se encuentra un documento con la relación de las personas galardonadas con el título de Marcero Mayor por la Ronda Marcera de Torrelavega.

 


1 comentario:

  1. Quiero empezar pidiendo disculpas por la osadía de comentar un acto como este, el acto central de un día tan especial: Cuando se nombra al Marcero Mayor, donde tiene lugar el simpático diálogo entre nuestro presidente y el alcalde/alcaldesa correspondiente, el lugar donde más se canta, en el que hay más gente viéndonos... Sin duda, ante todo esto uno se siente muy pequeño, y un privilegiado de haber podido estar presente -de nuevo lo digo, primero como espectador y luego como marcero- tantos años y con tanta gente que ha hecho tanto por nuestras tradiciones. Algunos siguen con nosotros, otros, por desgracia, ya nos han dejado. En lo personal, solo puedo decir -a los ausentes y a los presentes- GRACIAS.

    ResponderEliminar