IGLESIA DE LA ASUNCIÓN: Bendición de la Ronda por el Párroco.

    Otro de los lugares de parada ineludible para la Ronda es la Iglesia de la Asunción, a donde llegamos tanto para recibir la Bendición del Párroco, como para cantar unas cuantas canciones populares, y por supuesto, para recibir el “Jamón de la Asunción” que siempre damos en agradecimiento del propietario del sufrido burro que nos acompaña.

    Además en los últimos años "jugamos en casa" pues el párroco, Juan Carlos Rodríguez Del Pozo, es un amigo marcero (socio número 97 de la Ronda) al que galardonamos con el título de Marcero Mayor en el año 2.018 y que siempre nos ha acogido con cariño en la Parroquia, de tal forma que en los últimos años hemos interpretado un "Concierto de Marzas" acompañado por algunos relatos de nuestro presidente "Juan José Crespo"  en su interior algunos días después de la "Noche de Marzas".

    En el vídeo que dejamos debajo, grabado en 2.009 por José Angel Fernández, gran seguidor de las Marzas y tradiciones de Torrelavega y Cantabria. puede verse el desarrollo del acto.

 

2 comentarios:

  1. No seré yo quien opine si es aquí donde se canta mejor, o no (doctores tiene la Iglesia, y nunca mejor dicho que en este lugar), pero sí puedo decir que es donde uno, personalmente, se siente más a gusto de todo el recorrido, y no solo porque el lugar es único, sino también porque, si en todos los sitios se nos recibe con un gran cariño, en esta Iglesia hay un algo más, difícil de explicar y muy fácil de sentir: Así lo he vivido desde que tengo la suerte estar "dentro" de la Ronda, y así también me lo han comentado muchos compañeros ya cantaban cuando yo estaba al otro lado. Independientemente de los sentimientos religiosos que cada uno pueda tener, el trato a los marceros y al público, las palabras del párroco, y, cómo no, su sentida bendición, son -entiendo- algo sumamente especial.

    ResponderEliminar
  2. Es un lugar mágico para todos, independientemente del sentimiento religioso o no, un sitio especial

    ResponderEliminar