PLAZA DEL SOL: Escenificación de “La Rutona"

    "La Rutona" es un entremés burlesco, escrito por nuestro presidente Juan José Crespo,  que se escenifica todos los años la última noche de febrero. 

    En la obra se representa un "Marza rutona" de la que Pereda ya aporta un ejemplo y Demetrio Duque y Merino, en su obra "Algo de Marzas" ganadora en 1.892 del premio al "Cuarto tema, Cuadro de Costumbres Montañesas". Alude en dicho relato, a la marza rutona, cuando escribe: "los dueños... que... no daban" se exponían a "que los marceros les acusasen de roñosos y se lo dijeran cantando".

    Pero dicha marza se cantaba, no a los que no daban nada, porque nada tenían, sino a aquellos que no tiraban nada, que ni tan siquiera comían un huevo frito porque les obligaba a tirar la cáscara.

    Primero se representó en la casa de la poetisa Gloria Ruiz, en la calle Consolación, para después trasladarse a la "Plaza del Grano", a la casa de nuestro amigo José Solares, más tarde a la casa de Rori y Fredo, en la confluencia de la calle Consolación con la calle San José y finalmente el año 2.020 a la "Plazuela del Sol" al balcón de Difusión peluqueros.

    En el vídeo, grabado en el año  2.009 en la "Plaza del Grano", aparecen nuestras recordadas, Esther y Gloria, representando está divertida obra, junto a nuestro compañero Jose Ramón en el papel de Roñosuro y al creador de la obra, Juan José Crespo en el papel de Pregonero.

 


 

Debajo encontraréis el guion de "La Rutona" 


1 comentario:

  1. He vuelto a ver La Rutona, y he vuelto a disfrutar un montón, pero he de confesar una cosa: Desde la primera vez que la vi representar, en un segundo piso de la C/ Serafín Escalante (si no me falla la memoria) casi siempre he tenido la sensación de que una obra tan bonita, tan bien escrita y -desde siempre- tan bien representada, se merecería algo más de público. Cierto es que el día, la hora, y muchas veces el clima, no suelen acompañar, pero también es verdad que, por el contenido y por el continente, el "sacrificio" merece con creces la pena. Estos vídeos con Esther y Gloria, por cierto, son auténticas joyas (aunque las personas que ahora ocupan su lugar también lo hacen de maravilla).

    ResponderEliminar