PREVISIÓN METEOROLÓGICA

Dejamos debajo las previsiones del tiempo que por el momento no son nada halagüeñas pero eso no nos impedirá disfrutar de nuestra "Noche de Marzas.

 

+9
°
C
+10°
+
Torrelavega
Sábado, 24
Domingo
+16° +
Lunes
+11° +
Martes
+10° +
Miércoles
+11° +
Jueves
+13° +
Viernes
+15° +
Previsión para 7 días

INTERVENCIONES DE LA RONDA MARCERA DE TORRELAVEGA EN 2024

Dejamos debajo los carteles de las principales intervenciones de nuestra Ronda durante este año de 2024.

 

  
 


 


JUEGO INTERACTIVO SOBRE LAS MARZAS

Por gentileza de Iria Castillo Campo, alumna del último curso del Grado en Magisterio en Educación Primaria de la Universidad de Cantabria,  en prácticas en el CEIP Menéndez Pelayo de Torrelavega con nuestro compañero marcero Juan Luis Gutiérrez como su tutor, hemos añadido a nuestros Recursos de Educación un interesante juego sobre Las Marzas al que os animo a jugar.

¡Muchas gracias Iria!

¡ EL VINO MARCERO DEL 2024 YA HA LLEGADO !

 Gracias a nuestro amigo y compañero Marcero Armando Miguel, ya tenemos el nuevo "Vino Marcero" del año 2024 que esta ocasión está dedicado a Leonor de la Vega  de la cual dice Menéndez y Pelayo “su madre fue aquella fiera y arrogante rica hembra de las Asturias de Santillana, nieta de Garcilasso de la Vega que se llamó Leonor de la Vega”, aquella mujer extraordinaria, en quien se aunaban una firmeza varonil e inquebrantable y una astuta y paciente cautela, muy propia de su raza, fué quien verdaderamente formó el espíritu de su hijo el Marqués de Santillana.

Dejamos debajo una presentación con los detalles del mismo.

 

 
Dejo debajo su relato del nacimiento de esta curiosa tradición marcera.

"Los marceros que habíamos rondado y cantado marzas en la última noche de febrero de 1.993 por las calles de Torrelavega, participábamos de la cena marcera en el Restaurante Ferbus, compartiendo el compango y el vino obtenido gracias a la generosidad de los vecinos dadivosos.

Entre las diferentes botellas de vino que había en la mesa, casi todas de buen tinto Rioja, destacaban algunas que por su etiqueta de marca, cosecha y crianza, eran reclamo de nuestros ávidos y entendidos paladares.

Se me ocurrió entonces, que para el siguiente año y para sorpresa de los aficionados a los buenos caldos, habría una botella de vino “peleón” enmascarada con una etiqueta especial y diferente al resto de las botellas. Sería divertido ver como se disputaba su descorche, y sobre todo ver la cara de los catadores aspirando los envolventes aromas del “peleón”.

La botella de vino con la denominación de origen “Tío Roñosuro” y embotellado especialmente para “los marceros de Torrelavega”, en un momento de la ronda del año 1994 fue introducida pícaramente en el cuévano del burro, nada supe de ella. Pensé que lo más probable fuera, que el vino se hubiera empleado en llenar una de las botas que llevamos los marceros para entonar la garganta con unos tragucos de vino de vez en cuando,y que el envase se hubiera tirado.

Hasta que un día, mi madre, cantante de la Coral de Torrelavega por aquel entonces y que algo sabía por mí de aquella botella, me dijo que en la sede de la Coral había en una estantería una botella de vino con una etiqueta de características similares a mi dibujo. Efectivamente, era la botella en cuestión.

La tenía Manuel Egusquiza. El hombre, durante el recorrido marcero hecho mano de ella para llenarla bota de vino, y se sorprendió al ver aquella etiqueta; le pareció que era una botella simpática y original, y decidió indultarla y conservarla como objeto decorativo y de recuerdo.

Cuando Manolo se enteró que la botella tenía dueño quiso devolvérmela, e incluso se sintió turbado por apropiarse de algo que según él, no era suyo.

Para la tranquilidad de su conciencia le obsequié con la botella introducida pícaramente en el cuévano del burro, y además le agradecí su generoso detalle de conservarla en vez de descorcharla y beberla.

Al año siguiente volví a dibujar y decorar otra botella, esta vez con vino de calidad, y advertí de ello a Egusquiza para que estuviera atento y la cogiera si lo deseaba. En el estuche de madera escribí una dedicatoria que decía: “Para los marceros de la Coral”

A partir de aquí y durante los siguientes años, me comprometí conmigo mismo a decorar una botella conmemorativa por cada marza y entregársela personalmente a Manolo que había mostrado interés en conservarlas.

Es obvio que no puedo tener una opinión parcial sobre el trabajo artístico de los dibujos y decoraciones delas botellas y de los estuches de madera; los hay bastante sencillos y otros más complejos; algunos están realizados con más acierto que otros. Pero la totalidad de las botellas en su conjunto, han adquirido cierta singularidad de recuerdo y evocación de la noche marcera de Torrelavega, al convertirse con el paso del tiempo en colección.

En este caso el mérito le corresponde al coleccionista, Manuel Egusquiza, que es quien ha guardado cuidadosamente todas las botellas en su casa, año tras año, superando por el amor al arte y nunca mejor dicho, la tentación lógica de lo que debe hacerse con una botella de vino: descorcharla y beberla."


La colección completa de botellas, a falta de la de este año, se puede ver en las dos presentaciones de debajo.

 

  


MANUEL PELÁEZ MARCERO MAYOR DEL 2024


Nació en Barreda el 26-6-1947 en casa de la familia de su madre, pero muy pronto se mudó a la casa de su familia paterna en “El barrio” de Duález, el que él considera su pueblo.

Su vida laboral siempre estuvo ligada al montaje y mantenimiento industrial, primero en el montaje de la empresa Sniace, después realizando instalaciones por toda España y finalmente en la empresa “La General”, ahora Firestone. donde trabajó durante 35 años.

De muy niño, recuerda oír cantar Marzas por Duález, pero no recuerda las melodías, volviendo a oirlas de joven en Radio Juventud de Torrelavega.

Siempre oyó cantar en casa a su familia: a su padre, a su hermano José Luis, muerto prematuramente, a su tío Ángel, primer solista del Coro Ronda Garcilaso, y a su primo Toñín ,también solista del Coro y al que acompañó muchas veces a los ensayos.

    Tras su matrimonio con Rosa Mari, originaria de Cabezón, se trasladó allí durante 3 años para finalmente trasladar su residencia a Ganzo  en donde continúa residiendo.

    En su trabajo coincidió con Manolo Albildua miembro del Coro Ronda Garcilaso, tras unas discrepancias con el Coro, Manolo Albildua y Tonino Herrera deciden abandonar el mismo y fundar un ochote, se lo proponen a Manuel Peláez y comienzan a ensayar en 1978, para el 20 de Abril de 1980, realizar la presentación del Coro Ronda Besaya del que Manolo fue miembro y tesorero hasta su retiro tras 30 años.

    Durante su permanencia en el Coro Ronda Besaya, participó en la grabación de 4 discos de estudio y uno en directo y en el 25 aniversario del mismo, recibió la medalla de oro de la entidad, máxima distinción de la misma y difundió el folclore de Cantabria por toda España y en el extranjero en Italia y Méjico.

    También formó parte de la Coral San Miguel, dirigida por Tonino Herrera, durante un año, participando en la grabación del primer disco de la misma.

    A instancias de Chiqui Rivera, colaboró con la folclorista Esther Terán en la grabación de su primer CD “Mal de Amores y canciones viejas”, en el que Manuel Peláez, participó en tres de los temas que integran el disco, así como en un disco con tonadas del Grupo de danzas Nuestra Señora de Covadonga.

Su mujer, Rosa Mari, es una gran amante de Las Marzas porque las oía de niña a los quintos en su casa de Cabezón, y le alegró mucho cuando comenzó a cantarlas con Tonino Herrera y el Coro Ronda Besaya  por La Veguilla y Valles durante 2 años consecutivos. Cuando en 1990,  Juan José Crespo, Manolo Egusquiza y Tonino Herrera retomaron las Marzas de calle en Torrelavega, Manuel participó en ellas desde el primer momento y en 2007 cuando se fundó la Asociación Ronda Marcera de Torrelavega, fue socio fundador de la misma, miembro de la Junta Directiva y tesorero hasta el año 2022 cuando las dejo por motivos de salud, tras 31 años cantando Marzas en Torrelavega, en el Parlamento de Cantabria y en todos los lugares a los que la Ronda hizo salidas de difusión de las Marzas.

 

Es por todo ello que en la Ronda Marcera de Torrelavega, creemos que Manuel Peláez, “uno de los nuestros”, es un hombre trabajador, honrado, humilde, enamorado del canto y el folclore de Cantabria, el cual ha antepuesto incluso a sus intereses personales y familiares, gracias a la comprensión de su esposa Rosa Mari y de sus hijos Serafina y Manuel y en consecuencia, tras ser propuesto por los socios y refrendado por la Junta Directiva de la Asociación,  plenamente merecedor de ser nuestro Marcero Mayor en el año 2024.