LAS MARZAS

Representaciones del mes de marzo. 
Grabado del s. XV

 Marzas es el nombre que reciben los cantos con los que se recibe al mes de marzo (se conmemora la llegada de la primavera). Se cantan el último día de febrero o el primero de marzo en muchas localidades, todavía hoy, de provincias del norte de España.
En 1925, el Diccionario de la RAE, definía las marzas como: "marzas (de marzo), f. pl. Coplas que los mozos santanderinos (cántabros) van cantando de noche por las casas de las aldeas, en alabanza de la primavera, de los dueños de la casa, etc. Obsequio de manteca, morcilla. Etc., que se da en cada casa a los marzantes".
    La palabra de las Marzas proviene del latín Kalendae Martiae y tiene una tradición de siglos, probablemente incluso anterior a la llegada de los romanos a la península. Como su propio nombre indica, son cantos que se celebran en el mes de Marzo (último día de Febrero o primero de Marzo), aunque hay otros días como la noche de Nochebuena (día 24 de Diciembre) y Año Nuevo y Reyes (1 y 6 de Enero) en que también se celebran.
Ronda marcera. Dibujo de M. Pedrero, 1901
    Los grupos estaban constituidos por varones solteros que se organizaban en cuadrillas o comparsas que se denominan marzantes o marceros. A veces, cuando había conflictos entre ellos y no salían a rondar, eran sustituidos por cuadrillas de hombres casados. La tradición dice que al anochecer recorrían una por una todas las casas de los vecinos pidiendo el aguinaldo a cambio de los cantos que entonaban. Lo primero que hacían era pedir permiso, comunicándolo oralmente al alcalde, al cura y al maestro del lugar. Una vez obtenido, los marzantes encabezados por el mozo soltero más viejo, abrían la ronda a base de grandes voces que alertaban a los vecinos para que no se fueran a la cama antes de tiempo. Al llegar a una casa, cuando el dueño abría la puerta, se preguntaba: "¿cantamos, rezamos o nos vamos?" por si en la casa había un enfermo grave o luto reciente.
    A cambio de sus cantos, los marzantes recibían el dao o limosna, donativo en especie o en metálico que la familia de la casa daba a los mozos. Si los dueños habían sido generosos, se les daba el "buen dao" a base de vivas al vecino donante. Sin embargo, los más tacaños recibían las marzas "rutonas", dándoles una cencerrada con los campanos que llevaban.

Debajo dejamos una presentación audiovisual sobre las marzas.


RECOMENDACIONES PARA EL USO DE LA PRESENTACIÓN
  • Los controles de la presentación se encuentran situados en la parte inferior izquierda, en ella se puede:
    • Avanzar o retroceder página usando las flechas.
    • Ir a una diapositiva concreta seleccionando con el menú desplegable.
    • Pasar a pantalla completa pulsando sobre el aspa, para volver a pantalla normal pulsar escape.
  • Para cambiar las diapositivas se recomienda utilizar las teclas (flechas) del teclado pero también se puede hacer con los botones del ratón o haciendo clic sobre la diapositiva.
  • Los vídeos se pueden interrumpir y arrancar pulsando dentro de ellos con el botón izquierdo del ratón.
  • Algunas diapositivas tienen también un audio integrado que se pueden arrancar y parar haciendo clic en el centro del icono que aparece en la parte superior derecha.